De nuevo felices a 150

150 By Fabrik lo retoma justo donde lo dejó el pasado marzo de 2020, con la mejor selección de artistas nacionales e internacionales y el público más entregado

Si bien es cierto que ya habían hecho fiestas en verano y 150 volvía al interior de Fabrik en octubre, este pasado 6 de noviembre el evento más grande de hardstyle de la capital nos volvió a hacer sentir como si el último año y medio no hubiera existido.

Este fin de semana parecía que retomaban la partida donde la dejaron aquel 7 de marzo, como un niño al que, si le dio tiempo a guardar antes de que sus padres le llamarán a comer, dejando atrás vergüenzas e impedimentos y dando alas a disfrutar de la música más contundente. Desde la melódica y emotiva vuelta de System of Loudness, que daba comienzo a la velada, hasta el set con ese toque canalla y divertido de los chicos de Freshtuff con su aka Freshcore, encargados del cierre, podemos decir que la fiesta fue magnífica.

Evidentemente, el cartel era un gran culpable de que esta 150 fuese tan especial, combinado estilos y satisfaciendo a todos los gustos. Code Black era el primer internacional de la noche en pisar la main y lo hacía con un set bastante sorprendente. El neerlandés mezcló temas comerciales, con kicks más duros de lo que nos tiene acostumbrado y por su puesto no pudieron faltar sus clásicos. Headhunterz, también volvía a la sala principal de Fabrik y conseguía sorprender a los más escépticos y cumpliendo su cometido como headliner de la fiesta. El líder de Art Of Creation se marcó un set soberbio, con mucha música actual, pero aportando finura con los edits a sus tracks más míticos.

La Satélite acogió a quienes buscaban más potencia y velocidad, en otras palabras, se inundó del mejor raw y hardcore. La versatilidad de Caine, la brutalidad de Killshot, la clase de Furyan y el Flow más gamberro de GPF, daban la dosis más cañera a la noche. No cabe duda de que fue un punto a favor de la organización, con una selección acertada de los artistas y sobre todo orientando el sonido de la sala a estos géneros más contundentes.

Sin embargo, más allá de lo internacionales, en la vuelta postpandemia 150 ha subido su apuesta por los artistas nacionales. A los más habituales como son Yeyo, Vicente One More Time, Rufo, Juandy Power, los Reborn o Serru, se les han sumado algunos de los nombres que mejor lo están haciendo de nuestro país. Hemos hablado ya de System Of Loudness o Freshtuff, pero también hay que mencionar el talentazo y frescura que aportan DJ como Kaotik Mind, Hardvali, Ender o en la anterior edición, Miss Tempo. Toda esta nueva representación es una magnífica noticia y ojalá que dure.

Para cerrar, da auténtico placer volver a ver las salas de Fabrik abarrotadas de la pasión y entrega que caracterizan al público del hardstyle y a 150. Para el gusto de un servidor, es una de las escenas más dedicadas de la música electrónica, que busca disfrutar de las melodías y al mismo tiempo de la contundencia, con intensidad, con los brazos abiertos o a ritmo de Hakken. Una tribu que está dispuesta a dejar todo atrás y disfrutar con amigos y desconocidos de una gran noche.

Felicidad, porque todo parece seguir como antes e incluso esperamos que pueda ir a mejor, no hace falta más que ver el cartel de la siguiente edición el 5 de diciembre. Todo continúa por donde se puso el marcapáginas y queremos seguir leyendo muchos más capítulos que hablen de hardstyle y 150.

Botón volver arriba
   

Bloqueador de anuncios detectado

Si usas un bloqueador, nuestros esfuerzos para ofrecerte este contenido gratuito se nos hace aún más complicado. Con lo que sacamos de publicidad con los anuncios de Google, apenas pagamos el alojamiento de esta página. Gracias por tu apoyo.