El festival Circoloco congregaba el pasado sábado a más de 15.000 asistentes en IFEMA.

La fiebre roja se apoderaba de la capital el pasado sábado. 15.000 entradas vendidas en menos de un mes auguraban un gran éxito de Circoloco en Madrid. Tras una primera edición con todo vendido nadie quería perderse el regreso de la marca italiana al pabellón 12 de IFEMA.

El festival contaba con 3 accesos independientes, los cuáles agilizaron bastante el proceso de validación de entradas. Una vez dentro pudimos observar la puesta en escena, que como no podía ser de otra forma, abusaba del rojo (principal característica de la marca Circoloco). El escenario estaba compuesto por varios paneles de color rojo, sobre los que resaltaba un letrero formado por globos.

En cuanto a lo musical, pudimos disfrutar de una gran sesión de Luciano (pese a las polémicas por su remix del tema «El tiburón»), a un gran Dixon y una buena sesión de cierre de Joseph Capriati. En líneas generales, todos los artistas respetaron la esencia de Circoloco, lo cuál nos hizo viajar por unas horas a las históricas sesiones de lunes en DC10.

Esperamos poder volver a disfrutar de Circoloco en Madrid durante la próxima temporada (y quién sabe si en alguna ciudad más de España)

Compartir: