Tras algunos imprevistos, «Brothers» el álbum debut de Sound Rush ve la luz y refleja el crecimiento de los gemelos como artistas

Probablemente, cuando el 24 de noviembre de 2019 – durante su segundo Qlimax, ante un Gelredome abarrotado – Sound Rush anunciaba que iba a lanzar su álbum, no se imaginaban las condiciones en las que lo acabarían haciendo. Nos ponemos en situación. «Brothers» iba a salir el 18 de julio, día del cumpleaños Martijn y Jeroen Boeren, terminando de darle ese toque personal al álbum. Además, era una fecha que coincidía en plena temporada de festivales. Justo después de teóricamente haber estrenado Brothers Live en el Red Stage de Defqon.1 y seguramente, habiendo hecho una gran fiesta el día del estreno, como decíamos con todo el verano para escucharlo de festival en festival. Quizá era esto lo que se merecían los buenos de Sound Rush, pero la realidad ha sido bien diferente.

Tras algunos retrasos ha sido hoy, 5 de noviembre, cuando hemos podido escuchar «Brothers» al completo, y lo cierto es que el hype se ha visto reducido porque la mayoría de temas ya habían visto la luz y los otros ya los habíamos escuchado en diferentes streamings. Sin embargo, si cogemos perspectiva, este álbum supone un gran crecimiento para Sound Rush y a continuación lo analizamos.

Quizá, podamos dividir «Brothers» en dos partes, una más personal, marcada por los temas en solitario, y por otro lado las colaboraciones. En la primera parte, podemos decir que en este álbum Sound Rush han consolidado el concepto que les rodea, dos gemelos, con al química que ello supone y sobre todo amor por los sonidos más contundentes. Esta pasión se hace evidente desde el principio con «Brothers» junto a Michael Jo, tema que da nombre al álbum y desde el que se puede entender todo.

«For You» es otro de los más esperados por los seguidores de Sound Rush, por lo mismo, el componente emocional. Desde que se escuchase en Reverze 2019, se sabía que sería una de las canciones que marcaría el presente y futuro de los hermanos. Con la melodía como argumento principal, enamoran en el resto de producciones propias como «No One Ever Knows», pero con mayor fuerza en «Infinite Skies». En este última, Sound Rush cuenta con Villain para elaborar una pista bomba para festivales.

Vamos con las colaboraciones, la otra mitad del álbum, pero con una suma importancia. Pocos DJ pueden decir que han contado con estrellas de la talla de Keltek, Coone, sus padres Da Tweekaz, compañero de live set Atmozfears o D-Sturb en su álbum debut, demostrando la envergadura de este dúo. Además, en cada una de ellas han dejado más que clara su esencia y estilo, incluso saliendo de su zona de confort, como sucede en el caso de «Embracing The Madness» junto a D-Sturb. En general, una demostración de que Sound Rush son una gran opción para una colaboración, sea cual sea la otra mitad, llegando a demostrar mayor crudeza y contundencia.

El álbum pone punto y final a ritmo de happy hardcore, con el remix de Tweekacore – aka de Da Tweekaz- a «Untamable«, pieza original de Sound Rush y Wildstylez. Por si alguien no lo sabía, que pocos habrá, Sound Rush como uno de los llamados a la grandeza en el hardstyle es una realidad. Se nos olvida muchas veces que, a pesar del camino recorrido, son muy jóvenes y que les queda mucho por andar y por ofrecer.

Terminando esta review, retomando el tema con el que empezábamos, Sound Rush ha tenido quizá uno de los panoramas más adversos a la hora de sacar su álbum, es verdad, pero le han sabido siempre sacar el lado positivo. De la misma manera, han sido quizá uno de los artistas que mejor se ha adaptado a la crisis del coronavirus. Primero, haciendo un Tour en caravana, pinchando en pequeñas fiestas privadas y más recientemente, repartiendo personalmente, llevando a la puerta de sus casa las copias de aquellos que compraron «Brothers» en físico. Sound Rush ha sabido cuidar a sus fans, o al menos eso parece, y eso es ser artista también.

Compartir: