Un puente en 150 by Fabrik

Publi

150 by Fabrik cierra una de sus ediciones más multitudinarias cargada de sesiones y momentos más que especiales, confirmando otro cartel de infarto para enero.

Otro puente de diciembre que estamos a punto de dejar atrás se acerca el momento de llegar a la oficina y responder al “¿Dónde has estado en este fin de semana largo?”. Esquiando, en la playa o viendo las luces, serán algunas de las respuestas más populares, pero prácticamente todo amante del hard se reunió la noche del domingo al lunes en un sitio, 150 by Fabrik.

La fiesta reina de hardstyle en Madrid abría sus puertas el pasado 5 de diciembre con un cartel de lujo y sobre todo con una de las mejores cifras en cuanto a venta de entradas de su historia, que se terminaría viendo reflejada en un llenazo en cada sala. 150 volvía a hacernos volar, con el sonido de muchos de los referentes del sonido hard internacional, pero también con suma calidad y carácter desde el ámbito nacional.

Como una fórmula matemática, bastaba con pasearse por las cuatro salas para darse cuenta de que se había producido una gran conexión: desde la organización proponían y el público respondía. Además, añadir un tercer factor, la ilusión de gran parte del cartel internacional por volver a España y a Fabrik. El resultado, una noche genial.

La combinación de la experiencia y buen hacer de los residentes de la fiesta – Juandy Power, Yeyo y Vicente One More Time – con algunos de los grandes nombres internacionales, abanderaron a la Main Room como eje central de la fiesta. Ilusionaba el disfrutar de nuevo de Noisecontrollers, con sus clásicos y últimos lanzamientos, acompañado por la voz de Tellem, subiendo la energía. Sus compañeros de sello, Sound Rush, se coronarían como unos de los héroes de la noche con un set plagado de matices: un ritmo más contundente de lo habitual, contando con la voz de LePrince y sobre todo, indispensable, el momento Country Roads.

La contundencia tiene premio, siendo siempre del agrado del público. Angerfist enfilaba el cierre de la sala principal, con sonido hardcore y poniendo las pulsaciones al máximo. Además, el laureado DJ enmascarado volvía a reafirmar su relación privilegiada con los amantes de los sonidos contundentes en nuestro país.

Satelite y la Sala Club, como suele ser habitual, fueron el punto de encuentro para los géneros más duros. Las características de la última sala mencionada, a abarrotar, hicieron que Rooler, Sickmode y Malice gozaran de un ambiente sin igual, rodeados de los que buscaban el sonido más crudo, dispuestos a partirse el pecho con los italianos.

En conclusión, con un cartel bien distribuido en cuanto a estilos y perfiles, 150  cierra 2021 con una gran acogida. Pero, además, los line ups de las últimas ediciones se están abriendo y muchos grandes potenciales de nuestro país están recibiendo su oportunidad, lo que resulta sumamente positivo. Hardvali con un horario privilegiado en la Satelite o jóvenes promesas como Kaotik Mind o Villabax en Crystal Area con una genial atmósfera, son la viva prueba de ello. Por no hablar, de la vuelta de Atarynoice o del cierre hardstyle de esta última área, con un toque maño, por parte de Teyo.

Estas buenas sensaciones tienen consecuencias y no han tardado en hacerse visibles. Ya tenemos el primer cartel de 150 en 2022, una fiesta que esperamos con muchas, muchas ganas.

Salir de la versión móvil