Prohibido DJ en Baleares [Actualizado]

El Govern Balear prohibe DJ en en todas las islas, impidiendo trabajar a uno de los colectivos más castigados por la pandemia

El Govern Balear acaba de lanzar una bomba que remata al ocio nocturno de las islas, especialmente a los DJ. La medida imposibilita la actuación de este colectivo prácticamente en cualquier local de ocio, con muy pocas excepciones.

La actuación de un DJ es una actividad de amenización por medios mecánicos o electrónicos propia de sala de fiesta, sala de baile, café-concierto, discoteca, y bar de copas. No se puede considerar ni música ambiental ni tampoco música en vivo, por lo cual es una actividad que no está permitida con la normativa actualmente vigente.

Entendiendo que todo se hace en post de la lucha contra la pandemia, pero lo que más desconcierta es que la medida no afectaría a otro tipo de música en directo, solo a a la actividad de un colectivo que lleva año y medio de brazos cruzados esperando a poder recobrar su sustento. No se entiende en absoluto el agravio comparativo, ni parece que tal como se están abriendo las medidas en todos los ámbitos de la vida, se pueda tomar una tan restrictiva con los DJ y la actividad empresarial a la que están vinculados.

¿Y si en vez de un DJ, hacemos un live?¿También está prohibido? ¿Quién determina hasta que punto una actuación es DJ, live electrónico, banda electrónica…?.

En cualquier caso esta misma resolución establece que la música ambiental en los establecimientos no puede superar los 60 decibelios. Según el sitio web Allpe.com, unos 60dB sonarían como “algunos electrodomésticos como aspiradoras o batidoras no muy ruidosos, una concentración de gente en la calle, una oficina con mucha actividad, trafico de una calle transitada, una televisión a volumen medio”. Por lo que una terraza con algo de bullicio sería suficiente para que la música fuese inapreciable.

También recuerda que “se suspenden la actividad de los establecimientos que ejercen las actividades propias de sala de fiesta, sala de baile, café concierto, discoteca y bar de copas”.

Este es un jarro de agua fría para empresarios, trabajadores y amantes de la electrónica, que mirábamos con esperanza una vuelta progresiva a una relativa normalidad en las Islas Baleares. Por supuesto también lo es para el conjunto del sector turístico de las islas, tan castigado y necesitado de volver a llamar la atención del turista.

Y no hablo únicamente del turismo de discoteca. No concibo un lugar en el que la palabra PROHIBIDO tenga relación alguna con MÚSICA. Porque un lugar así, sería el sitio más triste de la tierra, y las Baleares no merecen que la falta de luces de sus dirigentes, empañen la visión que tenemos de uno de los destinos más bellos y apetecibles del planeta.

Leído en > El Govern balear prohíbe a los djs trabajar en Baleares (periodicodeibiza.es)

ACTUALIZACIÓN

El Govern da marcha atrás ante la presión, y permite de nuevo la actividad de DJs en la isla, en las mismas condiciones que el resto de actuaciones musicales.

Está vez podemos celebrar que se imponga el sentido común.

Salir de la versión móvil