La escena que nos deja morir

Publi

La pandemia está acabando con medios especializados en electrónica, mientras algunos solo se acuerdan de nosotros cuando quieren que publiquemos sus notas de prensa

Hoy nos despertamos con la noticia de que el medio de referencia en la electrónica de nuestro país, desaparece en estos tiempos de pandemia al carecer de recursos económicos suficientes para mantener en marcha el proyecto. Hablamos por supuesto de Clubbing Spain, que tiene que echar el cierre tras más de 20 años.

Y lo que voy a escribir ahora seguro que indigna a más de uno, aunque no me cabe duda de que todos los compañeros de medios digitales lo entenderán perfectamente.

En estos tiempos en los que los principales ingresos publicitarios han desaparecido del todo, ya que en su mayor parte provenían de los festivales y grandes eventos, sobrevivir se hace muy complicado. La mayoría de medios hemos nacido como proyectos amateur, financiando de nuestro bolsillo servidores y demás gastos necesarios para un buen rendimiento de nuestras webs. Cuando vas creciendo y teniendo ingresos, puedes dejar de poner dinero, y reinvertir lo que la página genera en seguir creciendo. En nuestro caso nunca pretendimos vivir de esto, es nuestro hobie, nuestra pasión. Pero desde hace meses tener que volver a pagar de nuestros bolsillos esos gastos, teniendo en cuenta las horas de trabajo que hay detrás, es cuando menos frustrante.

Y lo es sobre todo porque hay una buena parte de la escena que no piensa en que detrás de esas letras impresas en la pantalla de los dispositivos electrónicos, hay horas y horas de trabajo.

Hace apenas una semana alguien -que no voy a nombrar porque no es la primera ni será la última- se molestaba porque no le publicábamos su nota de prensa. Como si fuese nuestra obligación apoyar a todo el que nos envía una nota de prensa -que por cierto son literalmente miles en un mes-, cuando nosotros pocas veces encontramos apoyos.

¡Que ojo! siempre hemos procurado brindar nuestro apoyo desinteresado a la escena, especialmente a la nacional. Por desgracia no es posible llegar a todo, y es cuando menos injusto que se nos condene por ello.

Cuando un promotor monta un evento, espera cobrar por su trabajo. Cuando un artista actúa o produce música, espera obtener algún beneficio con ello. Cuando un artista o promotor contrata una campaña con una agencia, esa agencia cobra por su trabajo. Por desgracia no todos esos agentes que intervienen en el círculo, entienden que los medios también podamos cobrar por la publicación de esos eventos o lanzamientos, cuando sin embargo todos entendemos que si contratan a una agencia que nos haga llegar sus notas de prensa, cobren por ello.

No todas las agencias entienden que nuestro trabajo también necesita y merece ser recompensado. Entre otras cosas para que medios como Clubbing Spain no desaparezcan.

Por supuesto hay agencias que sí están con nosotros, y en cuanto tienen una campaña con presupuesto, se acuerdan de los medios que les apoyan habitualmente. Nosotros tenemos la enorme suerte de trabajar con gente maravillosa en agencias como Woo Media, UnderNews Comunicación, Jaguay o MCPR por nombrar algunas. Pero son muchos más los promotores, agencias o artistas que no entienden que no podemos mantener un proyecto con la simple recepción de sus notas de prensa. Las notas de prensa, por desgracia no pagan facturas.

Y entendemos que la cosa está muy jodida para todos, sobre todo en nuestro país. Pero la situación no viene de ahora, simplemente queda más expuesta en estos momentos por la falta de recursos.

Pero no solo hablamos de sucio dinero. Es una forma tangible de valorar nuestro trabajo. Si en lo económico está jodido para todos, hay otras formas de demostrar que nuestro trabajo es apreciado, un cariño y apoyo que muchas veces nos falta. Repito una vez más, como si fuese nuestra obligación el dar cabida a los contenidos de determinados festivales, eventos o artistas.

Espero que nadie se sienta ofendido por mis palabras, ya que solo he pretendido reflejar algo que tengo rondando en la cabeza desde hace tiempo, y que con la noticia de hoy, he necesitado compartir con quien me quiera leer.

Porque hoy ha desaparecido Clubbing Spain, algo que nos apena profundamente, pero me consta que hay muchos compañeros en situación extrema que pueden seguir la misma suerte.

Una muerte agónica mezcla de desencanto, desilusión, falta de apoyos y de recursos, en una escena que a veces se acuerda de nosotros, solo cuando le hacemos falta.

Salir de la versión móvil