CRÓNICA | Brunch -In the Park Madrid culminó su vuelta soñada

Publi

Un Sold Out de bandera, un cartel perfecto y un sol que acompañó a los miles de asistentes que bailaron sin cesar en la vuelta de Brunch -In The Park Madrid

Los domingos de Brunch -In the Park Madrid son vitamina para el cuerpo. Alegría para el lunes. El mejor plan posible para finalizar un fin de semana. Tras una semana de lluvia, frío y viento, la primavera se hizo fuerte el pasado 24 de abril y, para sorpresa de todos, el sol salió radiante y el termómetro subió como las ganas de todos los que ese día nos levantamos sabiendo que teníamos una tarde de ensueño por delante.

Gafas de sol, gorra y los outfits más Trend se daban cita en el Jardín Botánico Alfonso XIII, donde niños, padres, jóvenes y no tan jóvenes se iban agolpando a las puertas del evento para disfrutar de los foodtrucks, actividades para los niños y, sobre todo, el mejor Techno posible.

Y es que en Brunch -In the Park Madrid el público muestra sus mejores galas. Se respira un ambiente diferente. Enérgico. Fotografiable al 200%. Es una sensación de estar en un pequeño festival estival que se alarga tan solo hasta las 22:00 horas.

Con ese delicioso paisaje, los deejays empezaron a mover al público. Nosotros entramos a ritmo de Claudia León. La deejay caribeña sacó el Techno más bailongo para hacer entrar en calor a los muchos que ya se posaban frente a la cabina de madera y plantas que se mimetizaba con el jardín.

Tras Claudia, el talentazo nacional John Talabot se hacía con los mandos y lo hizo dando un puñetazo encima de la mesa. Techno por los cuatro costados de Talabot que recibió la ovación de la grada, con ganas de ‘jaleo’ ya a las 18:00 horas. 

El catalán, sin embargo, sabiendo que los suizos Adriatique esperaban en el backstage, fue generando esa atmósfera tan característica del dúo alpino.  Techno más melódico para cerrar y Adriatique que ya asomaba cuando marcaban las 20:00 horas.

Aún con el sol como parte de los asistentes, los ‘Adrian’ dieron rienda suelta a uno de los sets que más he disfrutado desde que los escuché allá por 2015.

Supieron entender perfectamente lo que reclamaba el público, que abarrotaba la pista y los alrededores del botánico y mantuvieron el ritmo durante los 120 minutos que duró su sesión. Pero sin duda nos quedamos con el cierre. Melodías, atmósferas y Afterlife en estado puro. 

Qué bonito es disfrutar de eventos como Brunch -In the Park Madrid y qué ganas teníamos de volver a sonreir así los domingos. 

El 1 de mayo tendremos una nueva oportunidad de bailar en el Jardín Botánico Alfonso XIII, esta vez con Âme, Jennifer Cardini, Trikk, Fort Romeau y TWO EX. Puedes conseguir tu entrada pinchando aquí.

Salir de la versión móvil